Electrolisis ecoguiada

Técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura

Con la aplicación de esta corriente se produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectado (tendón, ligamento, músculo, etc.). La corriente eléctrica galvánica y el propio estímulo mecánico de la aguja constituyen agentes físicos propios del campo terapéutico de la fisioterapia.

Todo el proceso de evaluación se hace con un ecógrafo, el cual nos aporta las imágenes pertinentes para poder detectar donde está el problema en cuestión e ir dirigiendo con total precisión el tratamiento. Asi pues, la imagen ecográfica es la que nos indica la evolución en la estructura a medida que va realizándose el tratamiento (en el tiempo).

Un ecógrafo nos aporta las imágenes necesarias para detectar donde está el problema y dirigir el tratamiento con gran precisión.

Ventajas respecto a otras técnicas convencionales

  • Es un tratamiento local en el lugar de la lesión. Con la ayuda de la ecografía se aplica de forma directa sobre el tejido alterado y/o degenerado.
  • Logra reparar el tejido afectado, la electrolisis es capaz de reactivar un nuevo proceso de proliferación del tejido colágeno que está desestructurado en estos procesos.
  • Las modificaciones en la estructura y en el comportamiento mecanobiológico del tejido blando son inmediatas y en tiempo real.
  • La efectividad es alta (en torno al 80%) respecto a los tratamientos convencionales de fisioterapia (ultrasonido, láser, técnica Cyriax, fibrolisis diacutánea, ondas de choque, etc.) o médicos (fármacos, infiltraciones ó cirugía).
  • La frecuencia de recaídas es baja.

Indicaciones

  • Tendinopatías endinopatías crónicas (tendinitis-tendinosis rotuliana, aquilea, isquiotibiales, pubalgias, epicondilitis, supraespinoso-manguito rotador).
  • Puntos Gatillos Miofasciales.
  • Esguince de ligamento lateral.
  • Fascitis plantares.
  • Impingement de tobillo.
  • Impingement de cadera.
  • Roturas musculares agudas y crónicas (fibrosis).
  • Interno de rodilla.
  • Esguince crónico de tobillo.
  • Periostitis tibial.
  • Síndrome del túnel del carpo.
  • Síndrome del túnel del tarso.
  • Discopatias.
  • Ciatalgias.

Si te interesa este servicio contacta con nosotros ahora

#